GUIA DE AUMENTO DE PECHO

Aquí encontrarás toda la información del proceso de AUMENTO DE PECHO

  • La primera visita

    Análisi y espectativas
  • La segunda visita

    Dudas y pre-operatorio
  • La intervención

    Ha llegado el día
  • Post-operatorio

    Controlamos tu evolución

Esta guía de aumento de pecho pretende hacer llegar a las pacientes interesadas en esta intervención, cuáles son todos los pasos que en la consulta del Dr. Junco se siguen desde que se acude a la primera visita informativa hasta que una vez realizada la intervención se sigue el curso postoperatorio.

1. La primera visita


En la primera visita es de especial importancia conseguir un buen entendimiento con el cirujano, es decir, trasmitirle claramente nuestras expectativas en cuanto al resultado que se deseamos conseguir para que tras el análisis de nuestro pecho en particular lleguemos a consensuar cuál es el mejor implante y cuál es la mejor técnica que en nuestro caso se debe llevar a cabo para obtener plena satisfacción.
Hay que tener en cuenta que dependiendo, en primer lugar, del cuerpo y del tipo de pecho que tengamos, y, en segundo lugar, del tipo de resultado que deseemos conseguir, la técnica a realizar y el tipo de implante será uno u otro.
Hoy en día con la amplia gama de implantes que disponemos, redondos y anatómicos, más anchos o más estrechos, más o menos proyectados, podemos conseguir todo tipo de resultados adaptándonos al cuerpo y pecho que tenga cada persona y a sus expectativas.
Podemos conseguir pechos naturales virginales o juveniles, pechos naturales maduros o en forma de gota y pechos exuberantes o más imponentes. Es decir, la cirugía de aumento de pecho hoy en día puede calificarse de cirugía a la carta

2. Generando el historial clínico


La historia clínica es una parte importante del proceso, es donde el cirujano anotará una serie de información relevante como:
– Ocupación laboral, sobre todo si requiere mucha actividad física.
– Consumo de tabaco y otras drogas.
– Embarazos y lactancia.
– Cambios de peso (hasta la fecha y pendientes).
– Alergias a medicamentos conocidas.
– Antecedentes médicos personales y medicación habitual.
– Antecedentes médicos familiares.
– Práctica habitual de deporte.

3. Exploración y toma de medidas de las mamas


Tras la recogida de información, se procederá a la exploración y toma de medidas de las mamas.
En este momento es importante valorar los siguientes aspectos:
– Forma de ambas mamas
Debemos analizar la forma del pecho y apreciar si existen signos de un desarrollo alterado, es decir, si las mamas tienen una forma normal o por el contrario se trata de unas MAMAS TUBEROSAS o TUBULARES.
En este caso, explicaremos a la paciente las características particulares y haremos u diagnóstico preciso del tipo de malformación.
Muchas veces las pacientes ya lo han referido porque conocen el tema pero en otras hay que entretenerse a informar bien y advertir la importancia de un correcto tratamiento al mismo tiempo que se realiza el aumento ya que en caso contrario, se magnificaría el defecto.
– Diámetro de las areolas.
– Diferencias entre ambas mamas.
– Separación existente.
– Base de ambas mamas.
– Altura en el tórax del nacimiento de ambas mamas.
A continuación el doctor le explicará qué tipo de implante, el volumen necesario y el plano donde éste sería conveniente situar.

4. Sistema de simulación NatrelleTM


Para conseguir que la paciente pueda hacerse una idea de cómo quedará el volumen y forma de su pecho tras la intervención, hoy en día disponemos del sistema de simulación NatrelleTM, sistema que cuenta con diferente simuladores de silicona externos de diferentes formas y estilos  junto con unos sujetadores y tops de diferentes tallas, personalizando el implante  que cada mujer necesita para obtener el resultado deseado.

5. Galería fotografica


Existe la posibilidad, gracias a la amplia galería fotográfica que disponemos con numerosos casos y ejemplos de cirugías de aumento de pecho, de poder visualizar cual podría ser el resultado que obtendremos. Siempre teniendo en cuenta que cada mujer tiene un cuerpo diferente y que cada una tiene un deseo concreto en cuanto al resultado a conseguir.

6. Atención personalizada


El doctor relatará a la paciente posibles efectos secundarios y riesgos de la intervención y resolverá posibles dudas que puedan surgir.
La paciente será atendida por la persona responsable de la atención al paciente quien acabará la 1ª visita aportando la siguiente información:
– Consentimiento informado de la cirugía de aumento de pecho.
– Información sobre los implantes y garantía de los mismos.
– Información sobre la anestesia general.
– Petición para realizar las pruebas pre-operatorias
– Presupuesto cerrado de toda la intervención.
En caso que tengamos claro realizar intervención podremos en este momento  reservar día y hora de intervención. En caso contrario, más adelante una vez meditada la decisión podremos telefónicamente o vía email reservar cita operatoria.
Habitualmente, será necesario disponer de unos 15 días de margen para poder efectuar estudio pre-operatorio.

7. Estudio pre-operatorio


Las pruebas necesarias para valorar estado antes de una intervención de aumento de pecho son las siguientes:
1. Análisis de sangre (con pruebas de coagulación)
2. Electrocardiograma
3. Radiografía de pulmones
4. Mamografía.

8. La 2a visita


En caso que paciente tenga dudas y desee resolverlas directamente con el doctor, podrá visitarlo nuevamente. Es de especial interés para ambos que la paciente tenga muy claro todo lo concerniente a la cirugía y sobre el resultado que se va a obtener.
Además, podrá de nuevo si lo desea utilizar el sistema de simulación NatrelleTM para tener una visión aproximada del resultado que se va a obtener tras la cirugía.
En caso que ya esté programada la cirugía, la paciente deberá entregar los Consentimientos Informados tanto de la cirugía como de la anestesia, debidamente firmados, y se le preparará toda la documentación que ha de llevar y entregar el día de la cirugía. Así mismo se darán una serie de instrucciones para la preparación de la cirugía y se entregará el sujetador que el doctor le colocará en el post-operatorio.

9. Visita pre-anestésica


En casos concretos, será necesaria una visita pre-anestésica en la que un anestesista del equipo de anestesia del Hospital Cima, valorará las pruebas pre-operatorias y el estado previo de la paciente.

10. El día de la intervención


Se llegará a la clínica entre 1-1,5 horas antes de la intervención. Se entregará documentación y se procederá al ingreso de la paciente acompañándola a su habitación.
Se le toman constantes y se prepara para bajar a quirófano.
Una vez en área quirúrgica, el doctor saludará a paciente y es el momento en el que se toman imágenes fotográficas y se realiza el marcaje que doctor necesita para llevar a cabo intervención. Es este momento en el que paciente puede aprovechar para dar últimas indicaciones sobre el resultado deseado, aunque se aconseja que ya se haya consensuado días previos.
A continuación se coloca una vía a la paciente y se le empieza a administrar mediacación pre-anestésica que la relajará antes de entrar a quirófano.
Tras la intervención, se colocará vendaje que junto con los drenajes contribuirán al correcto post-operatorio inmediato. Una vez transcurren unos minutos en reanimación donde acabará de despertar la paciente se subirá a planta.
Durante todo el post-operatorio en clínica la paciente será controlada por el equipo de enfermería y le será administrada la medicación pertinente para evitar dolor y molestias propias de la intervención realizada. Ya esa misma tarde/noche se ayudará a paciente a empezar a movilizarse.

11. El día después


Al día siguiente, antes de las 12.00h será visitada por el doctor y si lo considera oportuno le retirará el vendaje junto con los drenajes.
En ese momento el pecho se verá ya inflamado por lo que no es el momento de valorar el resultado real de la cirugía.
Se colocará el sujetador y se le explicarán las instrucciones a seguir en los próximos días.

12. El día a día


A partir del día siguiente cada día deberá aplicar yodo encima de las tiritas que cubren la cicatriz y en los cortecitos de la piel por donde salía el drenaje.
Trascurridas 72 horas (3 días) tras la intervención:
– Podrá ducharse con cuidado.
– En caso que lo precise, podrá realizar viaje en avión siempre y cuando sea trayecto corto (<2 horas).
Durante las 2 primeras semanas después de la operación, el pecho habrá momentos que esté bastante inflamado. Para ayudar a bajar dicha inflamación y las molestias consiguientes será importante:
-Llevar el sujetador las 24 horas del día (mañana y noche).
-Aplicar frío local encima del sujetador varias veces al día, durante 5-10 min.
-Evitar movimientos bruscos y cargar peso.
A la semana:
– Deberá acudir a la consulta para revisión con el doctor.
– En ese momento si lo considera oportuno retirará los puntos de sutura, que simplemente consiste en cortar los extremos de los hilos que atraviesan cicatriz de un extremo a otro. En caso contrario, se la citará a la semana siguiente.
– Tras retirar puntos, se aconsejará la aplicación de aceite de Rosa Mosqueta para favorecer la mejor cicatrización.
– Podrá incorporarse a su trabajo siempre y cuando no requiera de esfuerzo físico,

13. Tras la tercera semana


A partir de la 3ª semana:
– Ya podrá realizar más movimientos con los brazos y cargar algo de peso, evitando los grandes esfuerzos hasta 1-1,5 meses.
– Ya podrá conducir, con cuidado.
– Ya podría exponerse al sol, pero durante pocos minutos.
– Ya podrá dormir sin sujetador y de lado, a menos que lleve prótesis anatómicas o en caso de que se prolongue la inflamación, teniendo que esperar hasta 1-1,5 meses.

14. Las siguientes semanas


Al mes, mes y medio será visitada nuevamente para seguir control post-cirugía.
– Podrá empezar a usar si lo desea sujetadores con aros.
– Ya podrá exponerse al sol durante más tiempo. En caso de que la cicatrización sea correcta, hasta podrá bronceársela para conseguir mayor pigmentación de la misma y así pasar más desapercibida.
– Ya podrá realizar viajes en avión de larga distancia.
– En caso de existir inflamación residual, se aconsejará realizar unas sesiones con Indiba Deep CareÒ (radiofrecuencia médica) que contribuirán a acelerar la reabsorción.
– En caso de que la cicatriz esté más roja de lo normal o empiece a engrosarse (cicatriz hipertrófica), indicaremos la utilización de unos apósitos de silicona.
– Podrá iniciar grandes esfuerzos, siempre de manera gradual y progresiva.
– En caso de tener un trabajo que requiera mucho esfuerzo podrá reincorporarse.
– Podrá empezar a ir al gimnasio. Aconsejamos no realizar ejercicios que comprometan los musculos pectorales al menos hasta los 6 meses tras la intervención.
Se realizará visita de control a los 3-4 meses en donde se valorará:
– Evolución de ambas mamas, prestando especial atención a posibles endurecimientos de una o ambas mamas que podrían advertir formación de más cicatriz de lo normal alrededor de los implantes y podría dar lugar a contractura o encapsulamiento. En este caso, indicaremos radiofrecuencia médica y prescribiremos una medicación, que en la mayoría de casos revierte el proceso.
– Estado de las cicatrices.

15. A los 6 u 8 meses


A los 6-8 meses se realizará visita de control nuevamente, a partir de este momento ya podrá realizar ejercicios físicos de intensidad con los músculos pectorales y empezar si lo desea, a dormir boca a bajo.

16. El Alta


Al años post-cirugía se realizará la visita para dar el alta de la operación, en la que se valorará el estado global de ambas mamas.
– En caso de cicatrices inestéticas se podrá plantear el retoque de las mismas o el camuflaje con micropigmentación.
– Se realizarán fotos del “después”.
A partir de entonces podrá realizarse sus controles habituales con su ginecólogo.

17. A los 10 años de la intervención


En un principio, usando prótesis mamarias de alta gama, a partir de los 10 años de implantadas se han de realizar controles ecográficos periódicos para comprobar el estado de las mismas. Sólo en el caso de apreciarse desgaste se puede plantear o no cambiarlas. Si eses desgaste no es detectado por el organismo, la prótesis puede permanecer a lo largo de los años y no ser necesario su recambio. Por el contrario, en caso de que el cuerpo lo detecte, la comenzará a encapsular y eso provocará dolor por contractura, que hará obligado el recambio.
Es necesario precisar que si se decide cambiar el implante cuando se descubre que está desgastado pero sin presencia de contractura, es decir, sin que el organismo lo haya detectado, la cirugía es mucho más sencilla y se realiza de forma ambulatoria, sin necesitar en la mayor parte de los casos drenajes, ni vendaje especial ni tiempo de recuperación excesivo. Y por descontado, el coste es mucho inferior.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!